Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Dictadura es homofobia

17 mayo, 2017

Hoy se debería estar celebrando el Día Nacional Contra la Homofobia y la Transfobia en Venezuela. Deberíamos poder estar revisando el camino recorrido y por recorrer en la protección de los derechos de las personas LGBTI, deberíamos estar implementando mecanismos efectivos para reducir los niveles de vulnerabilidad ante la violencia, la pobreza y la discriminación por orientación sexual e identidad y expresión de género, Deberíamos estar participando en la ya tradicional caminata que sacaron de Caracas. Debería haber izamientos de banderas arcoíris en actos protocolares de las instituciones, sesiones especiales, espacios de discusión y reflexión política, campañas públicas contra la discriminación. Tristemente ese panorama es casi inexistente.

En su lugar tenemos un país volcado a las calles, con todo su corazón puesto en un movimiento de resistencia no violenta que nace de la indignación y el hartazgo ante los abusos del poder que alcanzaron su máxima expresión en una ruptura del orden constitucional; y empujado por el hambre y la necesidad a la que está sometida a la gente. Un movimiento que tiene más de 40 días ininterrumpidos resistiendo heroicamente a la respuesta que la mafia militar en el poder y sus esbirros han sabido dar: detenciones arbitrarias, mentiras, golpes, insultos, gases, tanquetas, burlas, plomo, muertes.

De esta realidad no escapa nadie, no hay forma de encerrarse en una burbuja a fingir normalidad, porque ya no hay normalidad posible. Los tentáculos de la opresión invaden todos los espacios de la vida pública y privada de las personas y deciden desde la cantidad de lo que comes, hasta las formas aceptables para expresar tus inconformidades.

Hoy no tenemos oficialmente un Día Contra la Homofobia y Transfobia en Venezuela porque un grupo de esbirros, nombrados como magistrados del TSJ a través de jugadas que violan la Ley, decidieron anular un decreto que concretaba al menos 8 años de exigencias públicas, cartas, audiencias y marchas del movimiento LGBTI venezolano y que hasta el año pasado sólo habían obtenido como respuesta de parte del Parlamento:  desplantes, silencio, engaños y promesas incumplidas.

Ese mismo TSJ nos arrebató la soberanía al desconocer la voluntad popular expresada en las últimas elecciones celebradas en el país y eliminar las facultades de una Asamblea Nacional legítima, diversa y representativa de los intereses de todos los venezolanos, dando con eso un paso crítico en la destrucción de la democracia y la consolidación de la primera dictadura del siglo XXI en la región. Y dejándonos así, entre otras cosas, sin posibilidad de avanzar en la discusión y promulgación de leyes que respondan a los intereses de las personas y no al del grupo en el poder.

Este quiebre institucional es el último capítulo en una larga historia de desprecios consecutivos que el chavismo como movimiento político le ha hecho a las personas LGBTI. Ahora en esta etapa, la situación se agudiza. Ya no se trata solo de la homofobia cultural que impregna a los factores militaristas y fundamentalistas, sino que su esencia autoritaria es absolutamente incompatible con la diversidad, con la disidencia, con el respeto al distinto, en fin, con la democracia.

Desde siempre en el movimiento LGBTI hemos tenido claro que la homofobia en el país es transversal, que el machismo cultural aparece indistintamente de la denominación política, y estos últimos días nos han permitido verlo con penosa claridad. Pero también hemos sido testigos de que solamente en los espacios democráticos, donde se respetan distintas opiniones, es posible salirle al paso a la homofobia, bifobia y transfobia, ser reconocidos como sujetos de derechos y conquistar los espacios necesarios para avanzar en esa dirección. No en vano es en el seno de la Mesa de la Unidad democrática donde a pesar de las posturas distintas sobre el tema, diputados abiertamente LGBTI fueron postulados y electos, y las propuestas de reconocimiento de derechos que traemos desde hace años pudieron ser planteadas, recibiendo un compromiso de parte de diputados y diputadas claves que reconocen la necesidad de inclusión y el respeto de todos los ciudadanos y ciudadanas. Compromiso que, al igual que todo el funcionamiento regular de la Asamblea, se vio truncado por un TSJ secuestrado por la dictadura.

Hoy la conquista de la democracia se hace fundamental para poder alcanzar la igualdad esperada por tantos años. Estamos llamados y llamadas a hacer frente común en la defensa de la Constitución y de la vigencia de los DDHH, porque es en contextos democráticos donde se han dado todos los avances globales materia de diversidad sexual y de género, y porque el movimiento LGBTI nació en medio de un gran acto de resistencia civil ante los abusos del poder en la Nueva York de 1969.  Tenemos hoy más que nunca la certeza de que solo en democracia podremos conquistar los derechos que nos garantizarán la igualdad que nos corresponde.

 

Anuncios

Prioridad para Salvador

15 diciembre, 2014

Giniveth Soto se casó con Migdely Miranda, la mujer que amaba. Se tuvieron que ir a casar en otro país porque en el suyo las leyes todavía no reconocen su amor. Argentina fue el primer país en Latinoamérica en aprobar el matrimonio igualitario en todo su territorio hace mas de 4 años, por lo que -como muchas parejas de venezolanxs-, Giniveth y Migdely decidieron ir a dejar registro de su relación para obtener ciertas garantías que le ofrecieran alguna seguridad a su familia. Lo hicieron además el Día del Orgullo LGBTI para que quedara claro que mas que un acto privado, se trataba una acción política reivindicativa, un desafío.

Giniveth y Migdely recién casadas a las puertas del Distrito Centro en Rosario, Argentina.

Giniveth y Migdely recién casadas en las puertas del Registro Municipal en Rosario, Argentina. (foto: lacapital.com.ar)

Pero no se conformaron con eso. Giniveth no solamente era una mujer lesbiana enamorada, sino también una ciudadana con una gran conciencia de sus derechos y del principio de la igualdad y además contaba con la valentía y el compromiso necesarios para defenderlos. Así que decidieron venir a Venezuela a exigir que se reconociera su matrimonio, aquí nacieron las dos, aquí estaban sus afectos y era aquí donde querían materializar sus sueños y construir su historia juntas. Seis meses después de haberse casado en Argentina, Giniveth y Migdely se presentaron en la Oficina Principal del Registro Civil en Caracas con su acta de matrimonio para pedir que fuese registrado y considerado válido en territorio venezolano, tal como establece la Ley Orgánica de Registro Civil. Pero los funcionarios administrativos a cargo del Registro les negaron esa posibilidad, argumentaron que el Código Civil no estipulaba el reconocimiento de ese tipo de uniones. Ellas sabían que muy probablemente eso era lo que iba a suceder, pero eso no las paralizó. Solicitaron que el Registro les diera la negativa por escrito porque esperaban que ese fuese apenas un primer paso dentro de un camino largo y difícil hasta el reconocimiento de su familia.

Giniveth y Migdely durante la gestación de su hijo Salvador

Giniveth y Migdely durante la gestación de su hijo Salvador (foto: facebook.com/gini.soto)

La situación de discriminación legal en Venezuela no detuvo a la pareja en la búsqueda de sus sueños, mientras estuvieron en Caracas se sometieron a un proceso de reproducción asistida en la que Giniveth aportó un óvulo que fue fecundado in vitro e implantado en el útero de Migdely, con lo que ambas se convertirían en madres de un hermoso bebé llamado Salvador Gabriel. Salvador nació en Argentina porque era la única manera de que se reconociera legalmente que tenía dos madres en lugar de una. El empeño de Giniveth y Migdely por materializar sus sueños las trajo de regreso a Caracas para solicitar que la partida de nacimiento de su hijo fuese emitida con dos madres, tal como era en realidad. Pero el mismo Registro Civil que un año antes se negó a reconocer el matrimonio de sus dos mamás, le negó a Salvador el reconocimiento legal de su familia. Para el Estado venezolano su madre biológica no es su madre legal. Apenas días después de recibir esta negativa Giniveth fue asesinada en Caracas. En medio del robo del vehículo que usaba para hacer carreras de taxi y mantener a su familia, un delincuente le disparó en la cabeza y acabó con su vida. Gini tenía apenas 32 años y no pudo ver materializado su sueño de casarse en Venezuela, de ser la madre legal de Salvador y de tener una segunda hija nacida en su país como lo había planificado. La violencia le arrebató sus sueños. Todo el dolor que significa una pérdida tan trágica como ésta, parece haberse vuelto parte de la cotidianidad de Venezuela. Un país que luego de 13 Ministrxs del Interior y mas de 20 planes de “seguridad” se mantiene en los primeros lugares de muertes violentas en el mundo con decenas de miles de víctimas cada año. Aquí da la sensación de que todxs tenemos un número en la fila y estamos esperando que nos toque el turno. Como si fuese poco el riesgo al que estamos expuestxs todxs lxs venezolanxs de ser víctimas de la violencia y la impunidad, las personas LGBTI de Venezuela y nuestras familias también debemos enfrentarnos a la falta de protección legal. Luego del doloroso asesinato de su madre, el pequeño Salvador de apenas 3 meses de nacido ha quedado en situación de vulnerabilidad. Ni él ni su madre Migdely tienen el derecho de heredar los bienes que Gini deja en Venezuela, ni de recibir pensión de sobreviviente de corresponderle. Migdely no tenía derecho a decidir sobre los restos de su esposa, la persona a la que amaba y con la que soñaba pasar el resto de su vida.

Migdely, Giniveth y Salvador Gabriel.

Migdely, Giniveth y Salvador Gabriel. (foto: twitter @gsqvenezuela)

Todo esto pasa cuando en Venezuela estamos promoviendo que la Asamblea Nacional apruebe un Proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario que modificaría el Código Civil para que nunca mas un funcionario del Registro Civil le niegue a ninguna pareja homosexual la posibilidad de alcanzar sus sueños. En medio de este debate han aparecido las mismas excusas para resistirse al cambio que en los demás países donde se han planteado estos avances. Una de las mas comunes -y en apariencia lógica- debido a la crítica situación del país que ya describimos (a lo que se le suman niveles inhumanos de escasez e inflación) es que “ese tema no es prioridad”, “hay cosas mas importantes que tratar en la Asamblea Nacional” y/o “primero debemos garantizar lo básico y después pasamos a eso”. Todxs sufrimos los mismos problemas sin importar cual sea nuestra orientación sexual o nuestra identidad de género, todxs somos víctimas de la escasez y de la violencia, Gini lo fue. Pero las personas LGBTI sufrimos situaciones adicionales mucho mas difíciles debido a la desigualdad legal a la que estamos sometidxs. No estamos pidiendo que se dejen de lado los problemas generales que todxs sufrimos, al contrario, como cualquier ciudadanx quisiéramos ver algún día una solución. Pero también creemos que el reconocimiento de nuestros derechos debe estar en la agenda de discusión y que esto no tiene por que desplazar en lo absoluto los debates sobre inseguridad o economía. Creemos que si la Asamblea Nacional tiene tiempo para declarar la gaita patrimonio cultural o para pedirle al Vaticano que se beatifique a José Gregorio Hernandez también debe tener tiempo para atender las demandas legítimas de un grupo de venezolanxs en situación de vulnerabilidad. Hace casi un año presentamos junto a Gini las firmas para introducir por iniciativa popular el Proyecto de Matrimonio Igualitario en el debate del Parlamento. Ya está por terminar el período legislativo donde debería darse el debate y aún ni se han enviado las firmas al CNE para su verificación. Aunque lxs diputadxs que dirigen la AN piensen que esto “no es prioridad”, para las personas del mismo sexo que sueñan con casarse, para lxs parejas del mismo sexo que ya viven juntas sin protección legal y especialmente para lxs hijxs de familias homoparentales que están desprotegidxs por la ley ante cualquier eventualidad y tienen vulnerado su derecho a la familia -como Salvador- el debate sobre el matrimonio igualitario SÍ es prioridad. 

Gini y Migdely en el acto de entrega de firmas a la AN por el matrimonio igualitario.

Gini y Migdely en el acto de entrega de firmas a la AN por el matrimonio igualitario. (foto: facebook.com/gini.soto)

(Gini era sobrina del ex-Presidente de la Asamblea Nacional Fernando Soto Rojas, eso facilitó las cosas para que en 2011 ella pudiera organizar una reunión formal entre activistas LGBTI y el entonces Presidente de la AN que nos permitió al menos sensibilizarlo sobre nuestras demandas y que en su momento reseñé en este post. Gracias por tu constancia Gini, estamos segurxs que no habrá sido en vano)

“30 minutos con” – Matrimonio Igualitario

19 noviembre, 2014

El medio digital Contrapunto.com dedicó su programa “30 minutos con” del 5 de noviembre de 2014 al tema del matrimonio igualitario en Venezuela y yo fui uno de los invitados.

En principio se planteó como un debate, por lo que estuve preparándome y afilando mis argumentos para enfrentarme a algún fundamentalista. Pero la verdad es que el abogado Pedro Viloria tiene una posición bastante favorable a la igualdad de derechos por lo que terminó siendo una conversación muy cordial.

Programa “Por Amor o Por Derecho” de Globovisión

19 noviembre, 2014

El 20 de julio de 2014 salió al aire esta edición del programa “Reporteros” de Globovisión dedicada enteramente al tema de los derechos LGBTI en Venezuela, específicamente sobre la propuesta de Matrimonio Civil Igualitario. Allí tuve una participación.

Las opiniones de las personas en la calle expresan una cantidad de prejuicios que ameritan ser respondidos uno a uno en otro post.

El video está colgado en youtube por cortesía del canal de lxs compañerxs de la Fundación Reflejos de Venezuela que también participaron en el reportaje.

Matrimonio gay puede ser llevado a referéndum

19 noviembre, 2014

Entrevista realizada por Tony Mendoça de la escuela de Comunicación Social de la UCV, publicada el 1 de agosto de 2014.

El título generó algunos comentarios bien justificados entre compañerxs activistxs por lo que vale la pena aclarar que lo que quise advertir (y lo que debió aparecer en el título) es que se “podría” enviar la propuesta de Matrimonio Igualitario a referéndum según cierta interpretación del artículo 205 de la Constitución. Esta situación, tal como lo afirmé en la entrevista, es completamente inaceptable porque los derechos de las minorías de ninguna manera deben estar sujetos a la opinión de las mayorías.

La entrevista ya tiene quien la escriba

Edgar Baptista, Coordinador del movimiento Proinclusión, afirma que opositores y progobierno han marchado juntos por derechos LGBT.

Edgar Baptistafoto: facebook.com

Venezuela se encuentra en los últimos lugares en materia de igualdad LGBT. Baptista lleva cinco años luchando por derechos igualitarios.

Para Edgar Baptista, coordinador del movimiento Proinclusión de Voluntad Popular, los derechos de las minorías no pueden pasar, de ninguna manera, por la opinión de las mayorías. Él aclara que la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) está luchando por el reconocimiento de derechos que tienen negados en Venezuela.

Baptista asegura que mantienen esa lucha alentando el “debate en la opinión pública”, pues casi seis meses después de la entrega del proyecto de ley a la Asamblea Nacional sobre el matrimonio igualitario, aún no ha sido discutido. “Si la iniciativa popular no se discutiese en el siguiente período legislativo (septiembre-diciembre 2014), pasaría a referéndum automáticamente y eso nosotros (la…

Ver la entrada original 743 palabras más

Entrevista a Igor Molina para el diario El Tiempo 10-02-2014

19 noviembre, 2014

Quiero compartir esta entrevista que me realizó el periodista de destacada trayectoria Igor Molina ocho meses antes de su fallecimiento el 2 de octubre de 2014.

Recuerdo particularmente esta entrevista porque por primera vez veía a un periodista tomar dictado manuscrito de todo lo conversado. Me costó un poco adecuarme al ritmo y estaba intimidado por la fama que caracterizaba a Molina, pero el resultado fue excelente porque se resaltó un detalle que había pasado por debajo de la mesa para nosotrxs lxs activistas: el masivo apoyo de lxs aliadxs heterosexuales al proyecto de Matrimonio Igualitario.

Agradecimientos especiales al periodista Jhon Lindarte por facilitar el contacto para esta entrevista.

La entrevista fue publicada por el diario El Tiempo de Puerto La Cruz y pueden ver el original AQUÍ

Edgard Baptista: mayoría de firmas recogidas son de heterosexuales

10.02.2014 05:10 AM Coordinador político del Movimiento Pro-Inclusión (Voluntad Popular) celebra presentación unitaria del proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario Civil

Igor Molina

El dirigente percibe un cambio en la receptividad a las propuestas de gays y lesbianas en Venezuela

El dirigente percibe un cambio en la receptividad a las propuestas de gays y lesbianas en Venezuela Foto: Wilfredo Yustis

Caracas.- 

-La semana pasada la comunidad de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales (Lgbt) dio un paso histórico en Venezuela al introducir ante la Asamblea Nacional (AN) un proyecto de Ley para legalizar el matrimonio igualitario civil. ¿Es incorrecto llamarlo “matrimonio gay”?

-Sí. Preferimos llamarlo “matrimonio igualitario” porque no es una ley para una figura especial.

-¿Figura especial?

-Quiero decir que no es solamente para que los gays se casen. Es el mismo matrimonio heterosexual pero ampliado a todos los tipos de pareja. En realidad no estamos proponiendo una ley nueva sino una reforma del Código Civil.

-¿Al decir gay se entiende solamente a los homosexuales varones?

-En español se hace la diferenciación entre gay y lesbiana para visibilizar a estas últimas, pero en inglés se suele utilizar generalmente como sinónimo de homosexual, cualquiera sea su sexo.

-En la presentación ante la AN del proyecto de matrimonio igualitario civil estuvieron presentes 47 colectivos Lgbt. ¿De todas las tendencias políticas?

-Sí. Allí había tanto representantes del Gran Polo Patriótico como movimientos de oposición al chavismo como Pro-Inclusión de Voluntad Popular, y también asociaciones independientes sin ninguna afiliación política. Recuerdo desde el Ejército Emancipador, la Alianza Sexo Género Diversa Revolucionaria, el Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual hasta el Movimiento Vínculo de la UCV, el grupo Anonymus que ni siquiera es propiamente un movimiento de diversidad sexual, la Asociación Civil Venezuela Igualitaria de Aragua que encabezó la recogida de firmas, la Diversidad Sexual de Anzoátegui, Sucre. Monagas, Bolívar, Zulia, Trujillo, Mérida y Téchira, así como los Activistas por el Arco Iris de Carabobo.

-¿Cómo lograron salvar sus diferencias políticas?

-Nosotros venimos desde hace muchos años sentándonos en una misma mesa, tanto para la organización de la Marcha Gay -que ya lleva 13…

-Casi el mismo tiempo que tiene la revolución bolivariana. ¿Es coincidencia o también es producto del terremoto político-social desatado en Venezuela por Chávez?

-La verdad es que los movimientos de diversidad sexual en todo el mundo comenzaron a finales de los 60 e inicios de los 70, coincidiendo con el nacimiento de la contracultura y el Mayo Francés. Pero en los 80 hubo un frenazo con la epidemia del Sida porque se acusaba solamente a los gays de propagarlo. De hecho, lo llamaban “el cáncer gay”. Después de que se controlara la epidemia con las terapias antiretrovirales, el movimiento de diversidad sexual resurgió a finales de los 90. En 1999 hicimos propuestas a la Asamblea Constituyente que fueron tomadas en cuenta parcialmente.

-¿Parcialmente? ¿Cuáles sí y cuáles no se tomaron en cuenta?

-Propusimos que se contemplara expresamente la no-discriminación por orientación sexual e identidad de género. Quedó plasmada la no-discriminación en el artículo 21 de la Constitución pero no se mencionó la orientación sexual, así con todas sus letras. Luego de eso, en 2008, una organización llamada Unión Afirmativa, representada por su director José Ramón Merentes, introdujo un recurso de interpretación de ese artículo ante la Sala Constitucional del TSJ. El artículo 21 prohibía expresamente la discriminación por razones de raza, sexo, edad, credo religioso “y otras”. el TSJ respondió con la sentencia 190 que en ese “otras” estaba incluída la orientación sexual.

-El proyecto de reforma constitucional que propuso Chávez en 2007 incluía expresamente tal prohibición de discriminación por orientación sexual. Pero el pueblo no la apoyó. ¿Hay que concluir que el pueblo venezolano no quiere saber nada de los derechos para los gais?

-No necesariamente porque esa prohibición estaba sepultada en un bloque de cerca de 20 artículos. La gente, simplemente, rechazó todo el bloque sin determinar cuáles artículos le gustaban y cuáles no, pero fíjate que apenas dos años después el pueblo aprobó una de las reformas que había rechazado en 2007 como era la posibilidad de reelección indefinida. De todas maneras, de eso han pasado ya siete años que han sido los más activos para la defensa de los derechos de gays y lesbianas en América Latina y el mundo.

-¿Cómo percibes al pueblo venezolano respecto al matrimonio igualitario civil?

-Al menos yo, tuve la ventaja que, en el proceso de recogida de firmas, contacté directamente a las personas en la calle y ví muchísima apertura de los heterosexuales de todas las edades a favor de los derechos de los gays. La mayoría de las firmas recogidas son de heterosexuales.

-El mismo día en que ustedes presentaron el proyecto, el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana Diego Padrón, lo rechazó de plano. ¿La iglesia católica es la barrera más difícil -por no decir imposible- de superar a la hora de obtener adherentes?

-No. La iglesia católica siempre ha mantenido una propuesta similar frente a todas nuestras iniciativas y eso no ha frenado el apoyo creciente que obtenemos. Ella ha perdido mucha credibilidad e influencia entre la gente por los escándalos de pederastia que la han azotado en la última década, tanto que recientemente el Papa optó por suavizar su postura diciendo que él no es quién para juzgar a los homosexuales -y eso ha sido muy atendido por las personas. No así las iglesias evangélicas que, más bien, han endurecido sus ataques como una manera de captar a los feligreses decepcionados de la iglesia católica.

-¿Qué ambiente percibe entre los diputados?

-Han mostrado una apertura al diálogo. Recibieron el proyecto y se comprometieron a título personal a apoyar el proyecto. No como bancada.

-¿Expresaron su simpatía o llegaron a suscribir la propuesta?

-Algunos firmaron y otros no. Los diputados Tania Díaz, Dinorah Figuera, Carlos Sierra, Eduardo Piñate y Juan Guaidó firmaron. A otros no les dio chance porque ya habíamos sobrepasado hace varios meses las 19 mil firmas que exigía la ley -llegamos a 21 mil- pero sí expresaron su entusiasmo como Stalin González, jefe de la fracción de UNT; Miguel Pizarro, de Primero Justicia, y Alejandra Benítez, del Psuv. Incluso se apersonaron para recibir la propuesta.

-Eso no indica que estén a favor. Eso es pura cortesía.

-No, porque no tenían la obligación de estar ahí. No era día de sesión.

-¿Qué perspectivas reales de aprobación le ves al proyecto?

-Por vez primera en Venezuela, son altas. Ahora les es más difícil hacerse los locos porque nos respalda un movimiento muy visible en la opinión pública que en los últimos años se ha politizado y ha permitido tener acceso a los diputados. Antes no sucedía. Y agrégale a esto el compromiso de Venezuela con Mercosur, de proteger legalmente a las personas Lgbt, compromiso que ya han honrado Brasil, Argentina y Uruguay.

-Entonces ¿el año próximo casados y en el hogar?

-En el hogar ya estamos, conviviendo juntos. Falta el matrimonio legal.

De perfil
Edgard Baptista nació el 21 de agosto de 1986 en Caracas. “Nací en el hospital de Lídice y soy pastoreño de pedigrí” se ufana.
Todavía está estudiando sociología en la UCV pero está a punto de inscribir su tesis, la cual versará sobre los crímenes de odio por homofobia en Venezuela durante el período 2008-2012.
Políticamente ha conocido varias toldas partidistas: comenzó en Primero Justicia, luego se cobijó en 2006 en Un Nuevo Tiempo y en 2010 pasó a Voluntad Popular, donde aún está.
Sus perspectivas cambiaron en 2009 al conocer a Esteban Pauling,presidente de la Federación Argentina Lgbt -la más vanguardista en América Latina.

Llegó El Coco

7 abril, 2014

La semana pasada un chamo de septimo grado, vecino y amigo, me pidió ayuda con su tarea. Debía completar un cuestionario para poder estudiar para un examen de Formación (lo que para nosotrxs era Educación Familiar y Ciudadana), una de las preguntas era “¿quién fue el primer presidente de la 5ta República?” después de pensar un rato le dejé escribir la respuesta que deseaba la profesora para no arriesgar al chamo a una mala nota, no sin antes aclararle y reflexionar sobre la respuesta correcta: “la 5ta República no existe”.

La “era Chávez” no ha sido más que una extensión de lo que se ha dado a llamar “la 4ta República”. Fue un ciclo distinto sin duda, pero no ha estado ni cerca de ser la refundación de la República que anunciaron, mucho menos una revolución. Ambos períodos tienen errores y aciertos, aunque cada quién le de peso a cada cosa según su conveniencia. La construcción de viviendas de interés social de Misión Vivienda o de INAVI, la erradicación del Paludismo, la construcción de grandes hospitales o la creación de Barrio Adentro, la masificación de educación básica o la reducción del analfabetismo, los subsidios a los alimentos como Proal, Casa o Mercal y Pdval, el proceso de descentralización o la profundización de la democracia participativa, son ejemplos de distintas áreas que vemos en los dos períodos (si cometemos la ligereza de picarlos nada más que en dos). El modelo económico rentista, populista e insostenible también es una característica común, con la diferencia que en los últimos 15 años ha ingresado más dinero por concepto de petróleo que nunca antes, cosa que lejos de significar una oportunidad para corregir el camino, profundizó la dependencia. Ni hablar de la corrupción, que en lo único que cambió fue en la cantidad de ceros en las cuentas de los ladrones de cuello blanco.

Imagen

Ambos períodos tuvieron en sus inicios, oposiciones desconectadas con la realidad del país que les tocó. Devotos de la URSS o representantes de Fedecamaras, ambos recibieron colaboración de los militares en momentos como el Porteñazo y el Carupanazo o el 11 de abril (salvando las grandes diferencias). A la larga ambas oposiciones terminarían tomando el camino electoral, aunque lidiando con el peso del fantasma de su pasado encima a pesar de los arrepentimientos. Desde siempre “El capitalismo” o “la cubanización” eran los peligros que ambas oposiciones respectivamente usaban para asustar como si fuesen El Coco. Con el paso del tiempo el Coco llegó. 

En los años 80’s cuando el modelo populista colapsó y desmejoraron las condiciones de vida, Alí Primera comenzó a cobrar sentido para las mayorías empobrecidas y los vaticinios de la izquierda comenzaron a hacerse realidad: El Coco llegó con la crisis. Luego del Caracazo la mayoría del electorado finalmente se divorció de AD y Copei para siempre, aunque no necesariamente se hayan volcado a la izquierda. En los últimos meses, especialmente a partir de enero del 2014, las devaluaciones, racionamientos, aumentos de precios, amenaza de eliminación de subsidios (como el de la gasolina) parecen indicar que la crisis ha traído al Coco otra vez, la historia se está repitiendo y aquel cuento lejano de la cubanización ya comienza a parecerse mucho a la realidad.

Bhe188yIIAA6zGT

Desde sus inicios, la democracia venezolana ha estado lejos de ser perfecta. Las malas prácticas electorales, los excesos y violaciones a los DDHH no han faltado, sin embargo hay que decir que en estos últimos años, mientras el gobierno ha estado en manos de militares, el deterioro de la democracia no ha sido cíclico como en el caso de la economía, sino lineal. La reelección indefinida, aunque no es una enfermedad exclusiva de Venezuela, es un atentado contra el principio de alternabilidad. A CAP lo destituyó la Corte Suprema de Justicia en su momento, hoy en día es impensable que el TSJ falle en contra del gobierno. Los casos de Aponte Aponte y de Maria Lourdes Afiuni no dejan duda de que no existe justicia independiente. La eliminación de la división de poderes y la fusión en uno solo del Estado-Gobierno-Partido es parte del TOP 3 de elementos antidemocráticos del chavismo. La utilización de grupos armados paramilitares para reprimir y amedrentar a toda oposición es también es un gran aporte del chavismo a la destrucción de la democracia, tal vez importado de Cuba y/o de Irán. Hoy en día no hay espacio para la crítica al gobierno en la televisión abierta venezolana. A diferencia de los 80’s y 90’s, la censura actual hace que para nuestra generación sea imposible ver en TV abierta una escena como esta:

Todo esto sumado a las detenciones de mas de 2000 personas por manifestar, la detención del dirigente político Leopoldo López la destitución y detención de los alcaldes de San Cristóbal y San Diego  y de la diputada Maria Corina Machado hacen que hoy podamos decir con toda propiedad que no vivimos en democracia.

Comunicado de activistas y organizaciones LGBT sobre la situación de los DDHH en Venezuela

17 marzo, 2014

Comparto el comunicado de varixs activistas, organizaciones y personas LGBTI de Venezuela sobre las violaciones a los DDHH en el país y pidiendo el cese de la represión.

Pueden agregar su firma haciendo click AQUÍ

View this document on Scribd
Una funcionaria de la Guardia del Pueblo antes de apresarla, golpeó en la cara con su casco a Marvinia Jimenez, costurera de 35 años, en el sector La Isabelica de Valencia, Edo Carabobo. 24-feb-2014. (la funcionaria Josneidy Castillo se encuentra libre)

Una funcionaria de la Guardia del Pueblo antes de apresarla, golpeó en la cara con su casco a Marvinia Jimenez, costurera de 35 años, en el sector La Isabelica de Valencia, Edo Carabobo. 24-feb-2014. (la funcionaria Josneidy Castillo se encuentra libre)

No es lo peor

25 febrero, 2014

Este post lo escribo como respuesta a una publicación hecha por la compañera activista Maria Gabriela Blanco en la que solicita nuestra opinión.

En el año 1991 en Australia, un señor llamado Nicholas Toonen , indignado porque en su estado existían unas “leyes contra la sodomía” que penalizaban las relaciones sexuales consentidas entre dos varones adultos en privado, decidió enviar una denuncia a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU (CDH) en la que alegaba la violación de su derecho a la privacidad, consagrado en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dicho artículo dice lo siguiente:

“Artículo 17: 1. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación.”

Toonen también indicó que las “leyes contra la sodomía” violaban su derecho a la no discriminación (señalado en el artículo 26 del mismo Pacto) debido a que las personas heterosexuales y las parejas de dos mujeres no  estaban sujetas a las mismas penalizaciones. En su argumentación, añadía textualmente: “Dado el estigma asociado a la homosexualidad en la sociedad australiana (y especialmente en Tasmania), la violación del derecho a la intimidad puede conducir a ataques ilegales a la honra y la reputación de las personas afectadas.”

El gobierno de Australia a través de presiones logró que Toonen fuera despedido de su empleo en el Consejo de SIDA de Australia, pero eso no evitó que como resultado de su denuncia, en 1994 el Comité de Derechos Humanos de la ONU considerara que efectivamente se estaba violando el Pacto y ordenara al Estado Australiano la revocación de estas leyes. La sentencia final de la CDH estableció que la referencia a “sexo” en el artículo 26 del Pacto, incluye la orientación sexual. Esto se convirtió en una referencia importantísima para el movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) en vista de que  fue la primera vez que los derechos LGBT fueron considerados Derechos Humanos.

Nicholas Toonen

Nicholas Toonen

La estrategia del outing (sacar del closet sin consentimiento) personalmente me parece muy ruin y especialmente irrespetuosa del derecho a la privacidad de las personas. Conozco muchxs gays, lesbianas y bisexuales en el closet que nos expresan en privado su respaldo al trabajo de activismo que hacemos, nos agradecen por hacer y decir las cosas que ellxs no pueden. Aunque lo lamento, comprendo que ellxs no quieran salir del clóset, pues ponerte una camisa de arcoiris y salir a la calle a decir “soy homosexual” es algo que te hace vulnerable en determinados contextos a la intolerancia, a las burlas, al acoso, a la discriminación laboral, a la violencia intrafamiliar, tal como dijo Toonen en su momento. Comprendo que no todo el mundo está en una posición que le permite lidiar con las consecuencias de vivir fuera del closet, es por esas personas que nosotrxs trabajamos.

Claro que creo que salir del closet es una experiencia liberadora, es una toma de posición política y es positivo para nuestra causa. En la medida en que mas personas lo hagan y se logren visibilizar en sus espacios, mejor. Pero también creo que deben poder hacerlo cuando ellxs consideren y no cuando otrxs lo decidan. Es por eso que aunque sabemos que hay varixs funcionarixs del gobierno que son gays y/o lesbianas, seríamos incapaces de hacerlo público sin su consentimiento.

El outing fue utilizado por el diputado del PSUV José Ávila cuando mostró fotos privadas del director del Despacho de la Gobernación de Miranda en pleno parlamento, y no contento con violar el derecho a la privacidad de esta persona, se dedicó a estigmatizar y a hacer juicios morales, vinculando la homosexualidad con “prostitución”, “bacanales”, “droga” y “corrupción”. Lo mismo intentó hacer el conductor Mario Silva a través de un canal de televisión pública, enseñando una supuestas pruebas de la “homosexualidad” de Henrique Capriles (cosa que fue desmentida por él mismo), sumándose al concierto de Nicolas Maduro, Pedro Carreño, Jacqueline Farias y otrxs funcionarixs , que se dedicaron a utilizar la homosexualidad como un insulto, animando a buena parte de la base chavista a replicar su discurso. Con estas acciones (por cierto denunciadas públicamente y de manera enérgica por el movimiento Proinclusión de Voluntad Popular) sumadas a las omisiones en materia de reconocimiento de derechos a pesar de contar con mayoría -incluso el control absoluto- del Parlamento desde hace 15 años, se ahonda en el estigma y se dificulta muchísimo el trabajo de quienes defendemos los derechos LGBT en el país. Después de oír semejantes cosas de boca de la clase dominante, es bien difícil salir del closet.

Pero cuando los discursos llenos de insultos y burlas se reflejan en la discriminación cotidiana y en los chistes de la calle no es tan grave como cuando la homofobia adquiere forma de esbirro y se materializa en prácticas represivas. Hace un par de días se conoció, gracias a medios internacionales (porque no hay otra manera debido a la censura), que la periodista de CNNE Patricia Janiot fue hostigada por esbirros a su salida de Venezuela por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar luego de ser revocadas sus credenciales por parte del gobierno. Como ella no quería separarse de su productora, el esbirro tomó el ejemplo de sus superiores y la acusó de ser lesbiana. Y un poco mas atrás pero no menos importante, en medio de las legítimas protestas ante las dudas -nunca aclaradas- sobre los resultados electorales que el CNE utilizó para proclamar a Maduro como Presidente en abril de 2013, Ivonne Echenagucia fue apresada en el destacamento 47 de la Guardia Nacional Bolivariana en Barquisimeto y sometida a torturas mediante golpes con botellas congeladas y descargas eléctricas. Los esbirros fueron especialmente duros con ella después de descubrir que era bisnieta de Jovito Villalba y además, lesbiana. Ivonne, que tuvo que refugiarse en otro país debido a las constantes amenazas que recibió por sus denuncias (por las que nunca recibió justicia) relató que mientras le golpeaban las rodillas y ante su total desconcierto, la esbirra le dijo:Tú sabes que nosotros odiamos a los gays, ¡no?

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

 

Lxs activistas del movimiento Proinclusión de Voluntad Popular, primer y único movimiento de diversidad sexual con reconocimiento estructural dentro de un partido político en Venezuela, somos defensorxs de los derechos LGBT y enemigos de toda forma de discriminación, en ese sentido hemos venido trabajando y trabajaremos en apoyo a la iniciativa de Matrimonio Igualitario en Venezuela y hemos puesto mucho esfuerzo en recoger firmas (proceso en el que contamos con el apoyo de la dirigencia  y lxs activistas de Voluntad Popular, incluyendo a nuestra compañera Gaby Arellano del Frente Universitario), concientizar, hacer incidencia política con nuestrxs militantes y con lxs diputadxs de la Mesa de la Unidad porque sabemos que para modificar el Codigo Civil no son suficientes lxs 99 votos del PSUV (si fuesen favorables). Sabemos que del lado del gobierno hay activistas que realizan el mismo esfuerzo y lo reconocemos, aunque digan que “ganamos indulgencia con escapulario ajeno” no desmayaremos en esta lucha, porque aunque tenemos muy pocas esperanzas en ciertos sectores del gobierno, sabemos que de aprobarse no sería gracias a ellos sino a pesar de ellos,  y sobre todo porque creemos en la igualdad de derechos para todas las personas. No somos nosotrxs los que necesitamos justificar posiciones previas contra el Matrimonio Igualitario por “no ser prioridad” o por ser “una institución burguesa”. De la misma manera en la que utilizamos los mecanismos establecidos en la Constitución para llevar nuestras iniciativas, vemos en el ejercicio del derecho a la protesta, establecido en el artículo 68 de la misma, una vía legítima para expresar el malestar ante un gobierno que es evidentemente incapaz de manejar el problema de inseguridad que nos afecta a todxs (recordemos que las protestas actuales iniciaron por el reclamo ante un intento de violación a una muchacha en la ULA Táchira que fueron respondidas con una escalada de represión que ya deja, hasta hoy 25/02 15 personas fallecidas, 129 heridas y hasta el 24/02 609 detenidas, entre las cuales por cierto estuvo una compañera activista LGBT de Carabobo).

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Los golpes de estado no los dan los civiles sino los militares, y esos ya están en el poder, recibiendo privilegios y aumentos de sueldo cada dos meses, asesinando y reprimiendo con armas de fuego a la población civil. Aunque la clase dominante repita mil veces a través de su aparato mediático esta mentira con el fin de criminalizar toda protesta, nosotros tenemos muy claro cuales son nuestros derechos y protestar es uno de ellos.

Mi opinion es que lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual no es tomarse fotos con “golpistas”. De hecho, Chávez, que define políticamente a varixs activistas LGBT en Venezuela, fue antes que nada un golpista, lo mismo que buena parte que la clase dominante hoy en el poder. En realidad, lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual es defender, aplaudir y ponerse al lado de homofóbicxs y represorxs.

Comunidad LGBT exige a Fiscalía General de la República el cese de la impunidad

25 julio, 2013
   Desde las 10 am, un grupo de mujeres transexuales acompañadas de organizaciones que defienden los derechos de las personas LGBT como Venezuela Diversa A.C, Comunidad Metropolitana A.C, Transvenus de Venezuela, Mas Por la Vida y Proinclusion se concentraron frente a la sede principal del Ministerio Público en Parque Carabobo solicitando el cese de la impunidad y la inacción de los organismos del Estado ante los crímenes y abusos policiales cometidos contra las personas LGBT.

     Motivadxs por la consternación por el asesinato del joven Daniel Lozano de 18 años la madrugada del pasado viernes 19 de julio en la avenida Libertador de Caracas, el mas reciente de varios crímenes cometidos contra personas LGBT en el último año en Venezuela, este grupo de personas se dirigió a la Fiscalía a fin de exigir justicia y se les garantice el derecho a la vida.Luego de interrumpir parcialmente el tráfico en la Av Universidad ingresó una representación al edificio del Ministerio Público en Parque Carabobo, conformada por Yonathan Matheus de Venezuela Diversa y Cesar Sequera, Presbítero de la Comunidad Metropolitana A.C. quienes entregaron un documento dirigido a la Fiscal General solicitando lo siguiente:

1.- Realizar un pronunciamiento publico en condena a los actos de la violencia, actos de criminalidad e impunidad de los que son victimas directas las personas lesbianas,gays,bisexuales,trans e intersexuales (LGBTI) en Venezuela; así como condenar la discriminación de la lucha de las organizaciones LGBTI por parte de algunos funcionarios públicos – especialmente los de seguridad ciudadana, y promover así el trabajo mancomunado y corresponsable entre Estado y Sociedad Civil.

2.- Ordenar y dirigir dentro de la institución que usted preside, que investigue de manera completa,imparcial,efectiva, y expedita los hechos de violencia y criminalidad cometidos contra las personas LGBTI, garantizando así el derecho a la justicia y debido proceso.

3.-Crear una Unidad especial para la atención a las personas LGBTI, con personal formado y especializado en el tema, a fin de brindar la atención adecuada y correspondiente a las necesidades de las personas LGBTI.

     Ademas el personal de la Fiscalía indicó los mecanismos para tomar las denuncias por los ataques violentos con perdigones y gas pimienta que sufrieron algunas mujeres transexuales en la Av. Libertador la noche del pasado miércoles por parte de funcionarios de Policaracas y la Policia Nacional Bolivariana.

     Anunciaron que seguirán luchando por los DDHH humanos de las personas LGBT y en especial las personas transexuales y transgénero que se encuentran expuestas a constantes agresiones físicas.

 (fotos: cortesía César Sequera)
Documento sellado como recibido por el Ministerio Público

Documento sellado como recibido por el Ministerio Público

970142_612463512121244_1152695191_n

970445_612462932121302_410796383_n

1000519_612463412121254_1978024695_n

1001920_612464415454487_2097826615_n

1005347_612463318787930_2123416567_n

1014017_612462328788029_1709195831_n

Heridas sufridas por perdigones disparados por la Policía Nacional Bolivariana y Policaracas

Heridas sufridas por perdigones disparados por la Policía Nacional Bolivariana y Policaracas