Posts Tagged ‘homofobia’

No es lo peor

25 febrero, 2014

Este post lo escribo como respuesta a una publicación hecha por la compañera activista Maria Gabriela Blanco en la que solicita nuestra opinión.

En el año 1991 en Australia, un señor llamado Nicholas Toonen , indignado porque en su estado existían unas “leyes contra la sodomía” que penalizaban las relaciones sexuales consentidas entre dos varones adultos en privado, decidió enviar una denuncia a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU (CDH) en la que alegaba la violación de su derecho a la privacidad, consagrado en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dicho artículo dice lo siguiente:

“Artículo 17: 1. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación.”

Toonen también indicó que las “leyes contra la sodomía” violaban su derecho a la no discriminación (señalado en el artículo 26 del mismo Pacto) debido a que las personas heterosexuales y las parejas de dos mujeres no  estaban sujetas a las mismas penalizaciones. En su argumentación, añadía textualmente: “Dado el estigma asociado a la homosexualidad en la sociedad australiana (y especialmente en Tasmania), la violación del derecho a la intimidad puede conducir a ataques ilegales a la honra y la reputación de las personas afectadas.”

El gobierno de Australia a través de presiones logró que Toonen fuera despedido de su empleo en el Consejo de SIDA de Australia, pero eso no evitó que como resultado de su denuncia, en 1994 el Comité de Derechos Humanos de la ONU considerara que efectivamente se estaba violando el Pacto y ordenara al Estado Australiano la revocación de estas leyes. La sentencia final de la CDH estableció que la referencia a “sexo” en el artículo 26 del Pacto, incluye la orientación sexual. Esto se convirtió en una referencia importantísima para el movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) en vista de que  fue la primera vez que los derechos LGBT fueron considerados Derechos Humanos.

Nicholas Toonen

Nicholas Toonen

La estrategia del outing (sacar del closet sin consentimiento) personalmente me parece muy ruin y especialmente irrespetuosa del derecho a la privacidad de las personas. Conozco muchxs gays, lesbianas y bisexuales en el closet que nos expresan en privado su respaldo al trabajo de activismo que hacemos, nos agradecen por hacer y decir las cosas que ellxs no pueden. Aunque lo lamento, comprendo que ellxs no quieran salir del clóset, pues ponerte una camisa de arcoiris y salir a la calle a decir “soy homosexual” es algo que te hace vulnerable en determinados contextos a la intolerancia, a las burlas, al acoso, a la discriminación laboral, a la violencia intrafamiliar, tal como dijo Toonen en su momento. Comprendo que no todo el mundo está en una posición que le permite lidiar con las consecuencias de vivir fuera del closet, es por esas personas que nosotrxs trabajamos.

Claro que creo que salir del closet es una experiencia liberadora, es una toma de posición política y es positivo para nuestra causa. En la medida en que mas personas lo hagan y se logren visibilizar en sus espacios, mejor. Pero también creo que deben poder hacerlo cuando ellxs consideren y no cuando otrxs lo decidan. Es por eso que aunque sabemos que hay varixs funcionarixs del gobierno que son gays y/o lesbianas, seríamos incapaces de hacerlo público sin su consentimiento.

El outing fue utilizado por el diputado del PSUV José Ávila cuando mostró fotos privadas del director del Despacho de la Gobernación de Miranda en pleno parlamento, y no contento con violar el derecho a la privacidad de esta persona, se dedicó a estigmatizar y a hacer juicios morales, vinculando la homosexualidad con “prostitución”, “bacanales”, “droga” y “corrupción”. Lo mismo intentó hacer el conductor Mario Silva a través de un canal de televisión pública, enseñando una supuestas pruebas de la “homosexualidad” de Henrique Capriles (cosa que fue desmentida por él mismo), sumándose al concierto de Nicolas Maduro, Pedro Carreño, Jacqueline Farias y otrxs funcionarixs , que se dedicaron a utilizar la homosexualidad como un insulto, animando a buena parte de la base chavista a replicar su discurso. Con estas acciones (por cierto denunciadas públicamente y de manera enérgica por el movimiento Proinclusión de Voluntad Popular) sumadas a las omisiones en materia de reconocimiento de derechos a pesar de contar con mayoría -incluso el control absoluto- del Parlamento desde hace 15 años, se ahonda en el estigma y se dificulta muchísimo el trabajo de quienes defendemos los derechos LGBT en el país. Después de oír semejantes cosas de boca de la clase dominante, es bien difícil salir del closet.

Pero cuando los discursos llenos de insultos y burlas se reflejan en la discriminación cotidiana y en los chistes de la calle no es tan grave como cuando la homofobia adquiere forma de esbirro y se materializa en prácticas represivas. Hace un par de días se conoció, gracias a medios internacionales (porque no hay otra manera debido a la censura), que la periodista de CNNE Patricia Janiot fue hostigada por esbirros a su salida de Venezuela por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar luego de ser revocadas sus credenciales por parte del gobierno. Como ella no quería separarse de su productora, el esbirro tomó el ejemplo de sus superiores y la acusó de ser lesbiana. Y un poco mas atrás pero no menos importante, en medio de las legítimas protestas ante las dudas -nunca aclaradas- sobre los resultados electorales que el CNE utilizó para proclamar a Maduro como Presidente en abril de 2013, Ivonne Echenagucia fue apresada en el destacamento 47 de la Guardia Nacional Bolivariana en Barquisimeto y sometida a torturas mediante golpes con botellas congeladas y descargas eléctricas. Los esbirros fueron especialmente duros con ella después de descubrir que era bisnieta de Jovito Villalba y además, lesbiana. Ivonne, que tuvo que refugiarse en otro país debido a las constantes amenazas que recibió por sus denuncias (por las que nunca recibió justicia) relató que mientras le golpeaban las rodillas y ante su total desconcierto, la esbirra le dijo:Tú sabes que nosotros odiamos a los gays, ¡no?

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

 

Lxs activistas del movimiento Proinclusión de Voluntad Popular, primer y único movimiento de diversidad sexual con reconocimiento estructural dentro de un partido político en Venezuela, somos defensorxs de los derechos LGBT y enemigos de toda forma de discriminación, en ese sentido hemos venido trabajando y trabajaremos en apoyo a la iniciativa de Matrimonio Igualitario en Venezuela y hemos puesto mucho esfuerzo en recoger firmas (proceso en el que contamos con el apoyo de la dirigencia  y lxs activistas de Voluntad Popular, incluyendo a nuestra compañera Gaby Arellano del Frente Universitario), concientizar, hacer incidencia política con nuestrxs militantes y con lxs diputadxs de la Mesa de la Unidad porque sabemos que para modificar el Codigo Civil no son suficientes lxs 99 votos del PSUV (si fuesen favorables). Sabemos que del lado del gobierno hay activistas que realizan el mismo esfuerzo y lo reconocemos, aunque digan que “ganamos indulgencia con escapulario ajeno” no desmayaremos en esta lucha, porque aunque tenemos muy pocas esperanzas en ciertos sectores del gobierno, sabemos que de aprobarse no sería gracias a ellos sino a pesar de ellos,  y sobre todo porque creemos en la igualdad de derechos para todas las personas. No somos nosotrxs los que necesitamos justificar posiciones previas contra el Matrimonio Igualitario por “no ser prioridad” o por ser “una institución burguesa”. De la misma manera en la que utilizamos los mecanismos establecidos en la Constitución para llevar nuestras iniciativas, vemos en el ejercicio del derecho a la protesta, establecido en el artículo 68 de la misma, una vía legítima para expresar el malestar ante un gobierno que es evidentemente incapaz de manejar el problema de inseguridad que nos afecta a todxs (recordemos que las protestas actuales iniciaron por el reclamo ante un intento de violación a una muchacha en la ULA Táchira que fueron respondidas con una escalada de represión que ya deja, hasta hoy 25/02 15 personas fallecidas, 129 heridas y hasta el 24/02 609 detenidas, entre las cuales por cierto estuvo una compañera activista LGBT de Carabobo).

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Los golpes de estado no los dan los civiles sino los militares, y esos ya están en el poder, recibiendo privilegios y aumentos de sueldo cada dos meses, asesinando y reprimiendo con armas de fuego a la población civil. Aunque la clase dominante repita mil veces a través de su aparato mediático esta mentira con el fin de criminalizar toda protesta, nosotros tenemos muy claro cuales son nuestros derechos y protestar es uno de ellos.

Mi opinion es que lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual no es tomarse fotos con “golpistas”. De hecho, Chávez, que define políticamente a varixs activistas LGBT en Venezuela, fue antes que nada un golpista, lo mismo que buena parte que la clase dominante hoy en el poder. En realidad, lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual es defender, aplaudir y ponerse al lado de homofóbicxs y represorxs.

Es más fácil salir del clóset en Nueva York

5 marzo, 2013

     Luego del tristemente célebre grito de “mariconsones”  que hiciera Nicolás Maduro en las inmediaciones de la Embajada de Cuba en abril del 2012 ante las risas cómplices de las ministras Mary Pili Hernández y Eugenia Sader, la tendencia a usar la homosexualidad como arma política para descalificar al contrario se oficializó entre los partidarios del gobierno, lo que dio pie a innumerables expresiones verbales, gráficas y escritas de la más dañina y profunda homofobia, denigrando el nivel del debate político, que ya suficientemente bajo ha caído, y lo más grave, afectando a todas y todos l@s LGBT al reforzar la estigmatización desde el discurso oficial, fomentando veladamente la idea de que ser homosexual es algo malo.

     A pesar de las disculpas de Maduro por aquellos días, esta tendencia no se ha detenido. Recientemente el Vicepresidente encargado volvió a dejar ver su homofobia, insinuando nuevamente que el gobernador Henrique Capriles es homosexual porque, según espías que lo “monitorean”, se le vio con un “amigo íntimo” en Nueva York. La historia se repitió y hasta la Jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Farías, se preguntó a través de su cuenta de twitter si “Será más fácil salir del clóset en NY que en Los Teques” en una alusión clara a Capriles.

Usar la homosexualidad como un insulto es una demostración contundente de un machismo conservador digno del siglo pasado. Cuando se pretende endilgar al oponente político la homosexualidad con la intención de descalificarlo, el “atacante” evidencia estar convencido de que ser gay es algo horrible, tan horrible como para acusar al otro de serlo, y promover entre risitas que se vulnere la dignidad de todas las personas homosexuales a través de la burla.

Esta “técnica” no es exclusiva del chavismo, es exclusiva de los machistas. Eso lo demostraron Eduardo Semtei y Leocenis García, quienes esta semana protagonizaron un deprimente torneo de insultos a través de sus cuentas de twitter en el que, al mejor estilo de niños de primaria, la cúspide de sus ataques fueron los cuestionamientos a sus virilidades.

Por usar lenguaje ofensivo hacia la población LGBT, un candidato presidencial en Ecuador recibió un llamado de atención de la Defensoría del Pueblo de ese país y se emitió una Resolución del CNE donde se le recordaba que debía abstenerse de denigrar la dignidad de las personas o recibiría una multa. Incluso el mismo presidente Correa minutos después de confirmar su reelección se disculpó públicamente ante la comunidad LGBT ecuatoriana por haber usado lenguaje ofensivo durante la campaña.

Luego de este vergonzoso balance y del silencio cómplice de todas las instituciones venezolanas sobre el tema, es muy fácil responder la pregunta de Jacqueline Farías. No solamente Los Teques, sino también la ciudad de Caracas, donde alguien como Farías ejerce la Jefatura de Gobierno y donde aún se criminalizan las expresiones públicas de afecto entre parejas del mismo sexo, son sitios donde salir del clóset es dificilísimo. A diferencia de Nueva York, donde hasta su alcalde Michael Bloomberg ha respaldado el matrimonio igualitario, oficiando él mismo las primeras ceremonias. Claro que es más fácil salir del clóset en Nueva York.

el monstruo de la polarización tiene tentáculos en todos lados

26 mayo, 2010

El  sábado pasado participé en la primera marcha por el Día Contra la Homofobia en Caracas, fue una experiencia particularmente gratificante porque conté con la compañía y el respaldo de un grupo de amigos que han sido compañeros de luchas, de pensamiento, de partido y de principios… y encima dos de ellos son concejales.  Después de ver cómo el chavismo era quien capitalizaba todo lo referente a las movilizaciones LGBT en épocas de Juan Barreto (sin dejar de participar) este sábado pude marchar con el orgullo de saber que también entre mis pares políticos, la cosa no queda en un discurso falso de DDHH que solo importan cuando se los violan a los que piensan como yo, sino que hay un verdadero compromiso con la igualdad y la no discriminación.

Lo mejor del caso es que ninguno de los amigos que me acompañó eran parte de la población LGBT, pero tienen la suficiente seguridad, tolerancia y valentía como para atravesar buena parte de la ciudad junto a un grupo gays, transexuales y lesbianas armados de consignas, pancartas y banderas de la diversidad.

La nota discordante no solamente fueron los motorizados caraqueños que hicieron su visita acostumbrada arrebatando unos cuantos Blackberrys de manos desprevenidas, sino los comentarios que los miembros del colectivo publicaron en internet, expresando la molestia que les generaba la presencia de opositores en la marcha. Confieso que aún intento conseguirle alguna justificación al hecho de que algún LGBT se moleste porque alguien lo apoye en su lucha…

Pero veanlo con sus propios ojos:

la imagen que generó molestia

de izq a der: Freddy Guevara concejal metropolitano, yo, mi amiga Shirley Boscan y Eduardo Battistini concejal municipal por El Hatillo

El comentario:
Paz Manuel
Colectivo Gay pide a directivos de las redes LGBTI, ONGS especificar claramente al realizar eventos la existencia de partidos políticos opositores detrás de la organización cuando convoquen a los mismos…. mas inf: en comentario de la foto!

Activistas LGBTI acompañados de concejales opositores Ebattistini y Freddy Guevara situación que causó molestia y falta de participación por simpatizantes oficialistas los cuales alegaban que el evento pertenecía a el partido político Voluntad Popular y lo asociaron a un acto opositor para sacar provecho electoral.Ya que hasta el punto de partida de la misma coincidió con lugar identificado por realizar protestas opositoras.
Otros neutrales y apolíticos LGBTI manifestaron no querer participar en un evento realizado por un partido político opositor. ya que ha sido bajo el gobierno del presidente Hugo Chávez que se le han abierto las puertas al colectivo LGBTI para escucharnos como también tomarnos en cuenta aun cuando el camino a recorrer es largo todavía, muchos han sido los logros latentes .
Al ser consultados si asistirian respondian lo siguiente: Para el Orgullo si porque el orgullo es practicamente PSUV y ellos han demostrado estar a favor de nuestros derechos como el ejemplo preciso de la defensora del pueblo entre tantos. además acotaban El PSUV es Chavez y con Voluntad Popular NO SE CHAVE…!!!

De igual manera muchos fueron los que realmente no le pararon si los estaban utilizando o no, simplemente ni pensaron en eso y realizaron su caminata por sus derechos y en contra de la homofobia

Saque usted su conclusión…….

Hubo muchas respuestas buenas que pueden leer aquí: http://www.coveh.blogspot.com/ pero por cuestiones de espacio colocaré solamente mi respuesta:
Según entiendo la demanda es que se “especifique” la presencia de movimientos de oposición en los eventos del colectivo LGBTI. Lo que no entiendo bien es el motivo de tal aclaratoria, ¿será que los “simpatizantes oficialistas” van a dejar de participar en las iniciativas en favor del colectivo, si alguien que tiene una posición abiertamente crítica frente al gobierno decide acompañar tales luchas? ¿Será que el PSUV que -representado por los miembros del Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual- ha tenido presencia en las actividades del colectivo sin que ningún activista opositor exprese “molestia” o deje de participar, tiene el monopolio de la lucha por los Derechos Humanos y la no-discriminación? ¿Será que es justo que se pretenda polarizar también un escenario que, como es bien sabido, no le pertenece a una parcialidad sino que es de TODOS y TODAS?… Quedará de parte de los que solicitan especificaciones, dar respuesta a éstas preguntas.

Cabe destacar que la ruta pautada, desde la Plaza Brión de Chacaito hasta la Plaza de los Museos en Bellas Artes, es la misma ruta que se utilizó en las primeras marchas del Orgullo Gay hasta el año 2006 cuando el punto de partida fue sustituido por las adyacencias del Parque del Este.

Personalmente puedo asegurar que la presencia de los concejales fue recibida con mucho entusiasmo por los marchistas. Probablemente el mismo entusiasmo con el que hubiésemos recibido a la Defensora del Pueblo de haber cumplido con su promesa de asistir a la marcha. El motivo de tal entusiasmo tal vez se debió a que era la primera vez que figuras públicas con notable reconocimiento se estaban haciendo presentes en una manifestación de este tipo, mostrando un apoyo frontal y sin hipocresías, un apoyo que va más allá de las palabras y está respaldado con iniciativas reales como el voto favorable al Proyecto de Ordenanza “Caracas Libre de Discriminación” en el Cabildo Metropolitano.

Todo esto a pesar del “costo político” que implica fijar una posición clara en un tema tan polémico para el debate nacional. Costo que algunos creen calcular muy bien al no mover un dedo para evitar el menoscabo de los derechos de la población sexodiversa a pesar de tener 10 AÑOS de amplia mayoría parlamentarial, traicionando un supuesto discurso de igualdad e inclusión.

Lamento muchísimo que con “comentarios” como éstos se intente restar valor a cualquier tipo de respaldo que pueda ser valioso para la consecución de las metas que tenemos como colectivo, poniendo primero los intereses politico-partidistas. También lamento que se asome la posibilidad de condicionar la participación en las actividades porque exista presencia de uno u otro factor político, sobre todo cuando es evidente que las lesbianas, homosexuales, bisexuales, trans e intersex en Venezuela tenemos, como ciudadanos que somos, posiciones políticas diversas y es el respeto y la convivencia dentro de la diversidad la parte medular de nuestras demandas. Y por último, lo que más lamento es que se pretenda obviar la manera en la que el tema de los derechos LGBTI ha sido totalmente excluido de la agenda del gobierno nacional a lo largo de la última década, relegándonos al estatus de ciudadanos de 3ra y evitando cuidadosamente asomar algún tipo de respaldo claro a nuestras causas… y que encima tengamos que darles las gracias.