Posts Tagged ‘LGBTI’

Prioridad para Salvador

15 diciembre, 2014

Giniveth Soto se casó con Migdely Miranda, la mujer que amaba. Se tuvieron que ir a casar en otro país porque en el suyo las leyes todavía no reconocen su amor. Argentina fue el primer país en Latinoamérica en aprobar el matrimonio igualitario en todo su territorio hace mas de 4 años, por lo que -como muchas parejas de venezolanxs-, Giniveth y Migdely decidieron ir a dejar registro de su relación para obtener ciertas garantías que le ofrecieran alguna seguridad a su familia. Lo hicieron además el Día del Orgullo LGBTI para que quedara claro que mas que un acto privado, se trataba una acción política reivindicativa, un desafío.

Giniveth y Migdely recién casadas a las puertas del Distrito Centro en Rosario, Argentina.

Giniveth y Migdely recién casadas en las puertas del Registro Municipal en Rosario, Argentina. (foto: lacapital.com.ar)

Pero no se conformaron con eso. Giniveth no solamente era una mujer lesbiana enamorada, sino también una ciudadana con una gran conciencia de sus derechos y del principio de la igualdad y además contaba con la valentía y el compromiso necesarios para defenderlos. Así que decidieron venir a Venezuela a exigir que se reconociera su matrimonio, aquí nacieron las dos, aquí estaban sus afectos y era aquí donde querían materializar sus sueños y construir su historia juntas. Seis meses después de haberse casado en Argentina, Giniveth y Migdely se presentaron en la Oficina Principal del Registro Civil en Caracas con su acta de matrimonio para pedir que fuese registrado y considerado válido en territorio venezolano, tal como establece la Ley Orgánica de Registro Civil. Pero los funcionarios administrativos a cargo del Registro les negaron esa posibilidad, argumentaron que el Código Civil no estipulaba el reconocimiento de ese tipo de uniones. Ellas sabían que muy probablemente eso era lo que iba a suceder, pero eso no las paralizó. Solicitaron que el Registro les diera la negativa por escrito porque esperaban que ese fuese apenas un primer paso dentro de un camino largo y difícil hasta el reconocimiento de su familia.

Giniveth y Migdely durante la gestación de su hijo Salvador

Giniveth y Migdely durante la gestación de su hijo Salvador (foto: facebook.com/gini.soto)

La situación de discriminación legal en Venezuela no detuvo a la pareja en la búsqueda de sus sueños, mientras estuvieron en Caracas se sometieron a un proceso de reproducción asistida en la que Giniveth aportó un óvulo que fue fecundado in vitro e implantado en el útero de Migdely, con lo que ambas se convertirían en madres de un hermoso bebé llamado Salvador Gabriel. Salvador nació en Argentina porque era la única manera de que se reconociera legalmente que tenía dos madres en lugar de una. El empeño de Giniveth y Migdely por materializar sus sueños las trajo de regreso a Caracas para solicitar que la partida de nacimiento de su hijo fuese emitida con dos madres, tal como era en realidad. Pero el mismo Registro Civil que un año antes se negó a reconocer el matrimonio de sus dos mamás, le negó a Salvador el reconocimiento legal de su familia. Para el Estado venezolano su madre biológica no es su madre legal. Apenas días después de recibir esta negativa Giniveth fue asesinada en Caracas. En medio del robo del vehículo que usaba para hacer carreras de taxi y mantener a su familia, un delincuente le disparó en la cabeza y acabó con su vida. Gini tenía apenas 32 años y no pudo ver materializado su sueño de casarse en Venezuela, de ser la madre legal de Salvador y de tener una segunda hija nacida en su país como lo había planificado. La violencia le arrebató sus sueños. Todo el dolor que significa una pérdida tan trágica como ésta, parece haberse vuelto parte de la cotidianidad de Venezuela. Un país que luego de 13 Ministrxs del Interior y mas de 20 planes de “seguridad” se mantiene en los primeros lugares de muertes violentas en el mundo con decenas de miles de víctimas cada año. Aquí da la sensación de que todxs tenemos un número en la fila y estamos esperando que nos toque el turno. Como si fuese poco el riesgo al que estamos expuestxs todxs lxs venezolanxs de ser víctimas de la violencia y la impunidad, las personas LGBTI de Venezuela y nuestras familias también debemos enfrentarnos a la falta de protección legal. Luego del doloroso asesinato de su madre, el pequeño Salvador de apenas 3 meses de nacido ha quedado en situación de vulnerabilidad. Ni él ni su madre Migdely tienen el derecho de heredar los bienes que Gini deja en Venezuela, ni de recibir pensión de sobreviviente de corresponderle. Migdely no tenía derecho a decidir sobre los restos de su esposa, la persona a la que amaba y con la que soñaba pasar el resto de su vida.

Migdely, Giniveth y Salvador Gabriel.

Migdely, Giniveth y Salvador Gabriel. (foto: twitter @gsqvenezuela)

Todo esto pasa cuando en Venezuela estamos promoviendo que la Asamblea Nacional apruebe un Proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario que modificaría el Código Civil para que nunca mas un funcionario del Registro Civil le niegue a ninguna pareja homosexual la posibilidad de alcanzar sus sueños. En medio de este debate han aparecido las mismas excusas para resistirse al cambio que en los demás países donde se han planteado estos avances. Una de las mas comunes -y en apariencia lógica- debido a la crítica situación del país que ya describimos (a lo que se le suman niveles inhumanos de escasez e inflación) es que “ese tema no es prioridad”, “hay cosas mas importantes que tratar en la Asamblea Nacional” y/o “primero debemos garantizar lo básico y después pasamos a eso”. Todxs sufrimos los mismos problemas sin importar cual sea nuestra orientación sexual o nuestra identidad de género, todxs somos víctimas de la escasez y de la violencia, Gini lo fue. Pero las personas LGBTI sufrimos situaciones adicionales mucho mas difíciles debido a la desigualdad legal a la que estamos sometidxs. No estamos pidiendo que se dejen de lado los problemas generales que todxs sufrimos, al contrario, como cualquier ciudadanx quisiéramos ver algún día una solución. Pero también creemos que el reconocimiento de nuestros derechos debe estar en la agenda de discusión y que esto no tiene por que desplazar en lo absoluto los debates sobre inseguridad o economía. Creemos que si la Asamblea Nacional tiene tiempo para declarar la gaita patrimonio cultural o para pedirle al Vaticano que se beatifique a José Gregorio Hernandez también debe tener tiempo para atender las demandas legítimas de un grupo de venezolanxs en situación de vulnerabilidad. Hace casi un año presentamos junto a Gini las firmas para introducir por iniciativa popular el Proyecto de Matrimonio Igualitario en el debate del Parlamento. Ya está por terminar el período legislativo donde debería darse el debate y aún ni se han enviado las firmas al CNE para su verificación. Aunque lxs diputadxs que dirigen la AN piensen que esto “no es prioridad”, para las personas del mismo sexo que sueñan con casarse, para lxs parejas del mismo sexo que ya viven juntas sin protección legal y especialmente para lxs hijxs de familias homoparentales que están desprotegidxs por la ley ante cualquier eventualidad y tienen vulnerado su derecho a la familia -como Salvador- el debate sobre el matrimonio igualitario SÍ es prioridad. 

Gini y Migdely en el acto de entrega de firmas a la AN por el matrimonio igualitario.

Gini y Migdely en el acto de entrega de firmas a la AN por el matrimonio igualitario. (foto: facebook.com/gini.soto)

(Gini era sobrina del ex-Presidente de la Asamblea Nacional Fernando Soto Rojas, eso facilitó las cosas para que en 2011 ella pudiera organizar una reunión formal entre activistas LGBTI y el entonces Presidente de la AN que nos permitió al menos sensibilizarlo sobre nuestras demandas y que en su momento reseñé en este post. Gracias por tu constancia Gini, estamos segurxs que no habrá sido en vano)

Anuncios

“30 minutos con” – Matrimonio Igualitario

19 noviembre, 2014

El medio digital Contrapunto.com dedicó su programa “30 minutos con” del 5 de noviembre de 2014 al tema del matrimonio igualitario en Venezuela y yo fui uno de los invitados.

En principio se planteó como un debate, por lo que estuve preparándome y afilando mis argumentos para enfrentarme a algún fundamentalista. Pero la verdad es que el abogado Pedro Viloria tiene una posición bastante favorable a la igualdad de derechos por lo que terminó siendo una conversación muy cordial.

Comunicado de activistas y organizaciones LGBT sobre la situación de los DDHH en Venezuela

17 marzo, 2014

Comparto el comunicado de varixs activistas, organizaciones y personas LGBTI de Venezuela sobre las violaciones a los DDHH en el país y pidiendo el cese de la represión.

Pueden agregar su firma haciendo click AQUÍ

View this document on Scribd
Una funcionaria de la Guardia del Pueblo antes de apresarla, golpeó en la cara con su casco a Marvinia Jimenez, costurera de 35 años, en el sector La Isabelica de Valencia, Edo Carabobo. 24-feb-2014. (la funcionaria Josneidy Castillo se encuentra libre)

Una funcionaria de la Guardia del Pueblo antes de apresarla, golpeó en la cara con su casco a Marvinia Jimenez, costurera de 35 años, en el sector La Isabelica de Valencia, Edo Carabobo. 24-feb-2014. (la funcionaria Josneidy Castillo se encuentra libre)

No es lo peor

25 febrero, 2014

Este post lo escribo como respuesta a una publicación hecha por la compañera activista Maria Gabriela Blanco en la que solicita nuestra opinión.

En el año 1991 en Australia, un señor llamado Nicholas Toonen , indignado porque en su estado existían unas “leyes contra la sodomía” que penalizaban las relaciones sexuales consentidas entre dos varones adultos en privado, decidió enviar una denuncia a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU (CDH) en la que alegaba la violación de su derecho a la privacidad, consagrado en el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dicho artículo dice lo siguiente:

“Artículo 17: 1. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación.”

Toonen también indicó que las “leyes contra la sodomía” violaban su derecho a la no discriminación (señalado en el artículo 26 del mismo Pacto) debido a que las personas heterosexuales y las parejas de dos mujeres no  estaban sujetas a las mismas penalizaciones. En su argumentación, añadía textualmente: “Dado el estigma asociado a la homosexualidad en la sociedad australiana (y especialmente en Tasmania), la violación del derecho a la intimidad puede conducir a ataques ilegales a la honra y la reputación de las personas afectadas.”

El gobierno de Australia a través de presiones logró que Toonen fuera despedido de su empleo en el Consejo de SIDA de Australia, pero eso no evitó que como resultado de su denuncia, en 1994 el Comité de Derechos Humanos de la ONU considerara que efectivamente se estaba violando el Pacto y ordenara al Estado Australiano la revocación de estas leyes. La sentencia final de la CDH estableció que la referencia a “sexo” en el artículo 26 del Pacto, incluye la orientación sexual. Esto se convirtió en una referencia importantísima para el movimiento de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) en vista de que  fue la primera vez que los derechos LGBT fueron considerados Derechos Humanos.

Nicholas Toonen

Nicholas Toonen

La estrategia del outing (sacar del closet sin consentimiento) personalmente me parece muy ruin y especialmente irrespetuosa del derecho a la privacidad de las personas. Conozco muchxs gays, lesbianas y bisexuales en el closet que nos expresan en privado su respaldo al trabajo de activismo que hacemos, nos agradecen por hacer y decir las cosas que ellxs no pueden. Aunque lo lamento, comprendo que ellxs no quieran salir del clóset, pues ponerte una camisa de arcoiris y salir a la calle a decir “soy homosexual” es algo que te hace vulnerable en determinados contextos a la intolerancia, a las burlas, al acoso, a la discriminación laboral, a la violencia intrafamiliar, tal como dijo Toonen en su momento. Comprendo que no todo el mundo está en una posición que le permite lidiar con las consecuencias de vivir fuera del closet, es por esas personas que nosotrxs trabajamos.

Claro que creo que salir del closet es una experiencia liberadora, es una toma de posición política y es positivo para nuestra causa. En la medida en que mas personas lo hagan y se logren visibilizar en sus espacios, mejor. Pero también creo que deben poder hacerlo cuando ellxs consideren y no cuando otrxs lo decidan. Es por eso que aunque sabemos que hay varixs funcionarixs del gobierno que son gays y/o lesbianas, seríamos incapaces de hacerlo público sin su consentimiento.

El outing fue utilizado por el diputado del PSUV José Ávila cuando mostró fotos privadas del director del Despacho de la Gobernación de Miranda en pleno parlamento, y no contento con violar el derecho a la privacidad de esta persona, se dedicó a estigmatizar y a hacer juicios morales, vinculando la homosexualidad con “prostitución”, “bacanales”, “droga” y “corrupción”. Lo mismo intentó hacer el conductor Mario Silva a través de un canal de televisión pública, enseñando una supuestas pruebas de la “homosexualidad” de Henrique Capriles (cosa que fue desmentida por él mismo), sumándose al concierto de Nicolas Maduro, Pedro Carreño, Jacqueline Farias y otrxs funcionarixs , que se dedicaron a utilizar la homosexualidad como un insulto, animando a buena parte de la base chavista a replicar su discurso. Con estas acciones (por cierto denunciadas públicamente y de manera enérgica por el movimiento Proinclusión de Voluntad Popular) sumadas a las omisiones en materia de reconocimiento de derechos a pesar de contar con mayoría -incluso el control absoluto- del Parlamento desde hace 15 años, se ahonda en el estigma y se dificulta muchísimo el trabajo de quienes defendemos los derechos LGBT en el país. Después de oír semejantes cosas de boca de la clase dominante, es bien difícil salir del closet.

Pero cuando los discursos llenos de insultos y burlas se reflejan en la discriminación cotidiana y en los chistes de la calle no es tan grave como cuando la homofobia adquiere forma de esbirro y se materializa en prácticas represivas. Hace un par de días se conoció, gracias a medios internacionales (porque no hay otra manera debido a la censura), que la periodista de CNNE Patricia Janiot fue hostigada por esbirros a su salida de Venezuela por el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar luego de ser revocadas sus credenciales por parte del gobierno. Como ella no quería separarse de su productora, el esbirro tomó el ejemplo de sus superiores y la acusó de ser lesbiana. Y un poco mas atrás pero no menos importante, en medio de las legítimas protestas ante las dudas -nunca aclaradas- sobre los resultados electorales que el CNE utilizó para proclamar a Maduro como Presidente en abril de 2013, Ivonne Echenagucia fue apresada en el destacamento 47 de la Guardia Nacional Bolivariana en Barquisimeto y sometida a torturas mediante golpes con botellas congeladas y descargas eléctricas. Los esbirros fueron especialmente duros con ella después de descubrir que era bisnieta de Jovito Villalba y además, lesbiana. Ivonne, que tuvo que refugiarse en otro país debido a las constantes amenazas que recibió por sus denuncias (por las que nunca recibió justicia) relató que mientras le golpeaban las rodillas y ante su total desconcierto, la esbirra le dijo:Tú sabes que nosotros odiamos a los gays, ¡no?

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

Ivonne Echenagucia, víctima de represión y torturas por protestar

 

Lxs activistas del movimiento Proinclusión de Voluntad Popular, primer y único movimiento de diversidad sexual con reconocimiento estructural dentro de un partido político en Venezuela, somos defensorxs de los derechos LGBT y enemigos de toda forma de discriminación, en ese sentido hemos venido trabajando y trabajaremos en apoyo a la iniciativa de Matrimonio Igualitario en Venezuela y hemos puesto mucho esfuerzo en recoger firmas (proceso en el que contamos con el apoyo de la dirigencia  y lxs activistas de Voluntad Popular, incluyendo a nuestra compañera Gaby Arellano del Frente Universitario), concientizar, hacer incidencia política con nuestrxs militantes y con lxs diputadxs de la Mesa de la Unidad porque sabemos que para modificar el Codigo Civil no son suficientes lxs 99 votos del PSUV (si fuesen favorables). Sabemos que del lado del gobierno hay activistas que realizan el mismo esfuerzo y lo reconocemos, aunque digan que “ganamos indulgencia con escapulario ajeno” no desmayaremos en esta lucha, porque aunque tenemos muy pocas esperanzas en ciertos sectores del gobierno, sabemos que de aprobarse no sería gracias a ellos sino a pesar de ellos,  y sobre todo porque creemos en la igualdad de derechos para todas las personas. No somos nosotrxs los que necesitamos justificar posiciones previas contra el Matrimonio Igualitario por “no ser prioridad” o por ser “una institución burguesa”. De la misma manera en la que utilizamos los mecanismos establecidos en la Constitución para llevar nuestras iniciativas, vemos en el ejercicio del derecho a la protesta, establecido en el artículo 68 de la misma, una vía legítima para expresar el malestar ante un gobierno que es evidentemente incapaz de manejar el problema de inseguridad que nos afecta a todxs (recordemos que las protestas actuales iniciaron por el reclamo ante un intento de violación a una muchacha en la ULA Táchira que fueron respondidas con una escalada de represión que ya deja, hasta hoy 25/02 15 personas fallecidas, 129 heridas y hasta el 24/02 609 detenidas, entre las cuales por cierto estuvo una compañera activista LGBT de Carabobo).

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Geraldine Moreno, asesinada por esbirros de la Guardia Nacional con dos perdigonazos en el ojo.

Los golpes de estado no los dan los civiles sino los militares, y esos ya están en el poder, recibiendo privilegios y aumentos de sueldo cada dos meses, asesinando y reprimiendo con armas de fuego a la población civil. Aunque la clase dominante repita mil veces a través de su aparato mediático esta mentira con el fin de criminalizar toda protesta, nosotros tenemos muy claro cuales son nuestros derechos y protestar es uno de ellos.

Mi opinion es que lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual no es tomarse fotos con “golpistas”. De hecho, Chávez, que define políticamente a varixs activistas LGBT en Venezuela, fue antes que nada un golpista, lo mismo que buena parte que la clase dominante hoy en el poder. En realidad, lo peor que puede hacer una lesbiana o un homosexual es defender, aplaudir y ponerse al lado de homofóbicxs y represorxs.

El Orgullo LGBTI 2013 en Caracas

1 julio, 2013

La marcha del Orgullo LGBTI de Caracas es la manifestación pública mas numerosa del movimiento de lesbianas, gays, bisexuales y trans en Venezuela.  Este año arribó a su décimo tercera edición ininterrumpida, y para llegar a este punto es mucha el agua que ha corrido debajo del puente. Desde la pequeña caminata nocturna y casi clandestina a través del bulevar de Sabana Grande que la mayoría de los gays y lesbianas veían desde lejos, hasta llegar una manifestación de miles de personas que atraviesan parte importante de la ciudad y que atrapa cada vez mas la atención de los medios de comunicación.

A pesar de algunas divergencias internas, la asistencia este año superó notablemente la del año pasado, un dato importante que año tras año nos habla de la disposición de la gente a asumirse sin miedo. La cobertura de los medios de comunicación sigue estando lejos de ser la ideal, siguen centrándose mas que nada en retratar las expresiones mas estrafalarias, que hace falta dejar bien en claro que merecen todo el respeto tanto de personas heterosexuales como de las propias personas LGBTI por formar parte de la diversidad que reivindicamos. Pero también hay que decir que esa pequeña minoría que acapara la atención y las cámaras, deja al margen las demandas de inclusión de una inmensa mayoría de personas de jean y franela que conforman el grueso de la marcha.

Para reivindicar a esa mayoría de asistentes, aquí les dejo un par de videos que pude grabar en uno de los puntos del recorrido, que les da una idea del espíritu de la marcha a los que no asistieron y tal vez lxs anime a acompañarnos en la próxima.

Tal vez el elemento mas relevante de esta marcha es que es la única manifestación pública en la que grupos que apoyan al gobierno y a la oposición caminan juntos, reconociendo que tienen una evaluación diferente de la gestión del gobierno en materia de derechos LGBTI hasta ahora pero compartiendo el mismo objetivo: respeto e inclusión.

el equipo de Proinclusión presente

el equipo de Proinclusión presente

Demostrando que se puede caminar juntxs por un objetivo común

Demostrando que se puede caminar juntxs por un objetivo común

miles de personas se hacen visibles

miles de personas se hacen visibles

La profesora Tamara fijando posición ante la situación de negación de derechos

La profesora Tamara fijando posición ante la situación de negación de derechos

la asistencia fue masiva

la asistencia fue masiva

con la gran compañera Desirée

con la gran compañera Desirée

Llegando a Plaza Venezuela

Llegando a Plaza Venezuela

En Zona Rental, la tarima al fondo

En Zona Rental, la tarima al fondo

El mismo reclamo sigue vigente

El mismo reclamo sigue vigente

Plaza Venezuela

Plaza Venezuela

Personas LGBTI que viven con discapacidad

Personas LGBTI que viven con discapacidad

La Previsora

La Previsora

Proinclusión

Proinclusión

visibilizando el mensaje

visibilizando el mensaje

Av. Francisco de Miranda

Av. Francisco de Miranda

Lxs LGBT marcharon con sus hijxs

Lxs LGBT marcharon con sus hijxs

colmando las avenidas

colmando las avenidas

Av. Fco de Miranda

Av. Fco de Miranda

El equipo de Proinclusión

El equipo de Proinclusión

Venezuela de última en la región

Venezuela de última en la región

Una foto hermosa

Una foto hermosa

Las pancartas plasmaron exigencias

Las pancartas plasmaron exigencias

Crónica de una decepción

17 septiembre, 2011

La hora pautada para el comienzo de la reunión era las dos de la tarde. Ya a la 1:30 había un grupo de activistas congregad@s en la esquina de Las Monjas, al lado del cadáver del edificio La Francia. La mayoría de l@s activistas nos conocemos, nos saludamos, nos preguntamos quién falta y nos quejamos del calor que hacía en pleno centro de Caracas. Algun@s lo sabíamos, pero otr@s se enteraron allí que la reunión ya no era en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea Nacional, sino que el sitio había sido cambiado un día antes para el edificio del Museo Boliviano, dos cuadras más abajo, en la esquina de Pajaritos. El comentario común, cargado de cierta desilusión : “ah… no es en la Asamblea”, fue un anticipo de lo que vendría.

activistas del movimiento LGBTI de Venezuela frente al Palacio Federal Legislativo

Ya faltando minutos para las dos, decidimos bajar levantando nuestras pancartas, los transeúntes se detenían a leer y continuaban su paso con cara de que no entendían. Aunque nos preocupaba que a esa hora aún faltaran muchas personas que previamente habían confirmado su asistencia, seguimos adelante, y entramos al remozado edificio del Museo Boliviano, yo estaba gratamente sorprendido por el buen resultado de la remodelación. Subimos al Salón Batalla de Carabobo, un auditorio muy cómodo donde la persona que facilitó la reunión nos dijo que el Presidente Soto Rojas estaba reunido con el resto de la directiva resolviendo un problema que se le presentó con unos trabajadores del Ministerio de Educación, pero que se había pautado una reunión con 200 personas y allí habíamos 60 solamente. Si no habían al menos 100 Soto Rojas (quien una semana antes se había reunido en el Hotel Alba Caracas, a puerta cerrada, con un grupo de organizaciones dedicadas al tema LGBT identificadas con el gobierno) no bajaría. El anuncio provocó el reclamo de l@s presentes, especialmente l@s que habían viajado desde el interior del país, quienes argumentaron “Nosotros nos echamos varias horas de viaje para reunirnos con Soto Rojas y nos parece una falta de respeto que nos vengan a decir que como no hay 100 personas, él no va a atendernos. Representamos a un grupo de personas, no todas pueden viajar porque no tenemos los recursos, pero cada uno de los que están aquí representa a 100, 200 y 300 activistas”. El mensaje llegó, y después de una espera nada agradable de alrededor de tres horas que incluyó un video informativo sobre los trabajos de remodelación del edificio en el que estábamos, el presidente de la Asamblea Nacional entró al auditorio.

Por cuestiones de tiempo, los derechos de palabra que estaban estipulados a razón de tres minutos por persona se redujeron a dos, por lo que los discursos fueron muy concretos, más de lo que uno quisiera. Hubo alrededor de 19 derechos de palabra, entre los que resaltó el de Tamara Adrian, quien citó a Martin Luther King: “”Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos” y continuó “…hoy señor presidente, veremos de qué lado se encuentra usted”. Hubo varios discursos llenos de lucidez política, donde se le dijo al representante del Poder Legislativo que después de 12 años de mentiras, l@s LGBTI nos sentíamos engañados, que Venezuela no era de todos mientras estuviésemos viviendo discriminación diariamente. Y discursos cargados de emotividad, como el de la madre de una persona trans masculina que dijo: “Hoy vengo en nombre de todas las madres que sufren cuando se burlan de sus hijos por ser diferentes, vengo a pedir justicia” que arrancó una ovación. Se expusieron problemáticas concretas: el drama de las personas que viven con VIH, las trabas que enfrenta una pareja casada en otro país, la realidad de una pareja de madres lesbianas, el desamparo que quien fue despedida de su trabajo por su orientación sexual e incluso, el clamor de un militante del PSUV para recibir ayuda en su lucha contra la discriminación dentro de su propio partido.

Finalizados los derechos de palabra se colocó un video de sensibilización que presentó algunos problemas técnicos, seguidamente Soto tomó el micrófono. Comenzó recordando a un compañero de su lucha contra Pérez Jiménez: Leonardo Ruiz Pineda, cosa que el sectarismo chavista no le permite hacer ante los medios de comunicación al tratarse éste de un adeco, y citó: “las luchas sociales no se someten a relojes” refiriéndose a que si bien la constitución se fundamenta sobre los principios de igualdad y no discriminación, éstas no son precisamente absolutas en Venezuela. Habló del carácter programático y no normativo de la constitución, y dijo que después de oir los discursos se daba cuenta de que ninguno de nosotr@s era “parío por la manga’el saco”, refiriéndose a que habíamos reflexionado mucho sobre el tema. “En esta Asamblea están los opresores de ayer y hoy, por lo que es una Asamblea capitalista, eso debe cambiar, debe convertirse en una Asamblea Popular…” prosiguió, emprendiéndola contra Montesquieu “No es la idea que un cogollito venga a legislar y a imponérsele a los demás…” en ese momento Tamara Adrian desde su asiento lo interrumpió diciendo: “pero eso soluciona nuestros problemas, el 80% de las Américas tiene leyes protección a los LGBTI y aquí no hay” a lo que Soto Rojas visiblemente irritado amenazó con sentarse “si quieren me siento y duramos hasta las 4 de la mañana aquí escuchándolos a todos, para eso yo sí soy bien paciente”, pero ante la petición de l@s presentes, continuó.

Hizo un recuento histórico que en dos platos concluía que todos los males de este país habían llegado con el mercantilismo en 1498, y que continuaron después de la independencia, con Gómez, con Perez Jiménez, con “el puntofijismo” y aún hoy se mantenían, que los indígenas vivían tranquilos, “no habían problemas si un indio quería vivir con otro indio”. Dijo después que nuestras aspiraciones eran muy difíciles de alcanzar, que los problemas de índole laboral eran más fáciles de resolver porque se trataba de dinero la mayoría de las veces –añadió que le daba “asco” ver a trabajadores pidiendo su dinero-, nos recomendó leer unos pasajes de “El Manifiesto” y nos dijo que necesitábamos movilizarnos, alguien le respondió que entre junio y julio tuvimos más de 10 marchas del orgullo y respondió diciendo que necesitábamos muchas más, que es muy difícil cambiar el “modo de producción” (?) y que los logros más importantes de este país no se habían conseguido en una alcaldía o en un parlamento. Tomando como ejemplo la Batalla de Carabobo, el 23 de enero del 58 y el 11 de Abril, nos insinuó que para él las cosas se resuelven es a los coñazos, no civilizadamente. Advirtió que nuestro movimiento no parecía estar muy articulado y terminó diciendo que él trabajaba en tres niveles: primero como Presidente de la AN, luego como coordinador de movimientos sociales del PSUV y por último como promotor del Polo Patriótico, donde nos ofreció una “trinchera de lucha” y aclaró que no ofrecía cambures porque no era su costumbre, tanto que ninguno de sus hijos trabajaba en la administración pública. Eso, además de hacerme recordar inevitablemente a Cilia Flores, me hizo darme cuenta de que la intención real de la reunión no era otra que invitarnos a dicho “Polo”.

Fue imposible simplemente levantarnos e irnos, surgió una nueva ronda de derechos de palabra, no más de cinco, uno de ellos fue Gabriel Silva, miembro del Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual y del PSUV quien le aclaró a Soto que sí había una propuesta común, que era la agenda legislativa de la Red LGBTI de Venezuela, que sí nos habíamos movilizado, en abril y también en julio junto a 20 mil personas hasta las puertas de la AN. Complementaron Carlos Aray, Yonathan Mathews y Gabrielle Guerón expresando que no queríamos que nos siguieran dividiendo en dos grupos, los activistas de primera y los de segunda, porque esa división no existía. Que no habíamos ido allá a escuchar discursos ideológicos porque ya todos sabemos de que se trata “la revolución”, que lo que estábamos era exigiendo lo que nos corresponde y que eso no era nada que el Presidente de la Asamblea Nacional no pudiera hacer.

Soto Rojas respondió que su período se termina en febrero del 2013 (confesó que no estaba ganado a la idea de la reeleción) y que no creía que antes de esa fecha lo que nosotros pedíamos fuese ley, no cree que la oposición vote por algo así y “no daba garantías” que de su lado lo hicieran, dándonos así una revelación que ya todos sabíamos aunque algún@s guardaban la esperanza de equivocarse: éstos legisladores no están ahí para satisfacer las demandas de nadie, éste “socialismo” no está trabajando por la igualdad de nadie, a ellos sólo les ocupa conservar el poder. A esta altura son más un grupo conservador que otra cosa.

Concluyó Soto diciendo no estaba ahí como Presidente de la AN, sino como Fernando Soto Rojas, que no era más que “un viejo guerrillero” que estaba ahí aprendiendo porque en su época esa lucha no había “brotado”, y que aunque conocía a un personaje allá en Altagracia de Orituco, de eso no se hablaba. En ese punto, pasadas las siete de la noche, ya la decepción se había convertido en resignación, no había ni un poquito de fe en esa sala, nos levantamos y nos fuimos.

Quiero agregar que para mí la reunión fue paradójicamente inspiradora, me inspiró a seguir, con más fuerza, me inspiró a andar éste camino con mis propios medios, a no esperar ayuda de nadie. Espero que mis compañer@s que estaban ahí, hayan sentido lo mismo.

¿Qué hace Tamara Adrian en Voluntad Popular?

4 julio, 2011

Desde hace poco tiempo la dinámica política de Venezuela está experimentando una especie de “ola democratizadora” a lo interno de sus organizaciones. De un final del siglo XX (y comienzo del XXI) caracterizado por unos partidos políticos desconectados de la gente, con prácticas muy perversas y autodestructivas a la hora de escoger candidatos y ordenar prioridades, pasamos a un panorama totalmente distinto en el 2010, ambas mitades del país seleccionaron a sus candidatos a diputados de la Asamblea Nacional en elecciones primarias, sin mencionar las elecciones internas de autoridades de un par de partidos que no sin tropiezos se celebraron en fechas cercanas.   Llama la atención el caso de Voluntad Popular, que no solamente ha sido desde su conformación, hace apenas un par de años, un impulsor implacable de esta ola democratizadora que tanta falta le hacía al país; Sino que va un paso más allá con la celebración de un proceso inédito: la legitimación de sus autoridades en elecciones abiertas. ¿Qué quiere decir “abiertas”? pues que cualquier persona -previa suscripción del manifiesto fundacional- podía postularse en cualquiera de sus instancias y cualquier persona inscrita en el RE puede votar sin necesidad de estar inscrito en la organización. Voluntad Popular se abre al país y bajo la premisa “todos los derechos para todas las personas” recibe las demandas de las personas y las hace suyas.  

La oportunidad fue aprovechada por miles de personas de todos lados, entre esas la profesora Tamara Adrian, una activista por los derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (LGBTI) con reconocimiento nacional e internacional, profesora de derecho en la UCV y en la UCAB, quien después de muchos años dedicada al activismo apartidista decidió que era el momento histórico ideal para integrar las demandas del sector que siempre ha defendido con las de otras personas, promoviendo dentro de Voluntad Popular un movimiento llamado PROinclusión que busca organizar y elevar la voz de una serie de grupos vulnerables (LGBTI, mujeres victimas de violencia, personas que viven con discapacidad, personas que viven con VIH) con miras a concretar una igualdad efectiva tanto en la ley como en los hechos. Además asumió el reto de aspirar a formar parte del Equipo Nacional de Activistas-ENA, máxima instancia de decisión de Voluntad Popular, en las elecciones a celebrarse éste domingo 10 de julio (pueden consultar donde les corresponde votar ingresando su cédula en www.voluntadpopular.com.

A pesar de los escepticismos automáticos típicos, éste es el mejor momento para que una activista como Tamara y todo el colectivo LGBTI de Venezuela decida llevar las banderas que enarbola hasta dentro de las organizaciones políticas, pues son los militantes de los partidos quienes ocupan espacios de poder decisivos para concretar los avances por los que se han estado luchando, y eso es igual en Holanda, España, Argentina, Venezuela y todas las democracias del mundo. No es casualidad que luego de muchos años de lucha de calle, haya sido clave el trabajo de activistas como Pedro Zerolo dentro del Partido Socialista Obrero Español para concretar la propuesta de matrimonio homosexual dentro del programa electoral con el que concurrió José Luis Rodriguez Zapatero a las elecciones de 2004 y que se materializó un año después. También resalta Esteban Paulón, hoy al frente de una Federación Argentina LGBT (FALGTB) con un gran peso político y que gracias a la representación de los partidos en su seno consiguió un eco en el Parlamento que se tradujo en la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario en 2010. Venezuela ya lleva varios años de lucha de calle en este sentido que se ha venido visibilizando poco a poco y la realidad nos está golpeando desde afuera, son los países de nuestra región los que han hecho los últimos avances significativos en materia de igualdad de derechos a los LGBTI. Colombia, Ecuador, Uruguay, México, Argentina y más recientemente Brasil han reconocido derechos a las parejas del mismo sexo, Nueva York hace una semana se convirtió en el 6to estado de EEUU en legalizar el matrimonio homosexual y el Consejo de DDHH de la ONU reconoció por primera vez, pese al reclamo de los países árabes, que en el mundo existe discriminación por orientación sexual , al tiempo que instó a sus miembros (Venezuela entre ellos) a trabajar para erradicarla.

Al tiempo que esto sucede, en nuestro país seguimos viendo crímenes de odio constantemente,  personas Trans agredidas y asesinadas impunemente de las cuales solamente unas pocas trascienden a los medios de comunicación. Una situación de vulnerabilidad legal que permite discriminación en el acceso a la justicia, la salud, al trabajo, a la educación, que debemos cambiar y ésto no puede esperar a que la sociedad esté “preparada” para aceptarlo. La profesora Tamara está haciendo lo que se tiene que hacer para generar esos cambios y yo, como su dupla en esta candidatura, la respaldo en este nuevo desafío que tenemos como colectivo. Esperamos contar con su apoyo éste domingo y de esta manera anotarnos un nuevo e importantísimo espacio conquistado para todas las personas que creen en la igualdad, la justicia y el respeto a la diversidad.

el monstruo de la polarización tiene tentáculos en todos lados

26 mayo, 2010

El  sábado pasado participé en la primera marcha por el Día Contra la Homofobia en Caracas, fue una experiencia particularmente gratificante porque conté con la compañía y el respaldo de un grupo de amigos que han sido compañeros de luchas, de pensamiento, de partido y de principios… y encima dos de ellos son concejales.  Después de ver cómo el chavismo era quien capitalizaba todo lo referente a las movilizaciones LGBT en épocas de Juan Barreto (sin dejar de participar) este sábado pude marchar con el orgullo de saber que también entre mis pares políticos, la cosa no queda en un discurso falso de DDHH que solo importan cuando se los violan a los que piensan como yo, sino que hay un verdadero compromiso con la igualdad y la no discriminación.

Lo mejor del caso es que ninguno de los amigos que me acompañó eran parte de la población LGBT, pero tienen la suficiente seguridad, tolerancia y valentía como para atravesar buena parte de la ciudad junto a un grupo gays, transexuales y lesbianas armados de consignas, pancartas y banderas de la diversidad.

La nota discordante no solamente fueron los motorizados caraqueños que hicieron su visita acostumbrada arrebatando unos cuantos Blackberrys de manos desprevenidas, sino los comentarios que los miembros del colectivo publicaron en internet, expresando la molestia que les generaba la presencia de opositores en la marcha. Confieso que aún intento conseguirle alguna justificación al hecho de que algún LGBT se moleste porque alguien lo apoye en su lucha…

Pero veanlo con sus propios ojos:

la imagen que generó molestia

de izq a der: Freddy Guevara concejal metropolitano, yo, mi amiga Shirley Boscan y Eduardo Battistini concejal municipal por El Hatillo

El comentario:
Paz Manuel
Colectivo Gay pide a directivos de las redes LGBTI, ONGS especificar claramente al realizar eventos la existencia de partidos políticos opositores detrás de la organización cuando convoquen a los mismos…. mas inf: en comentario de la foto!

Activistas LGBTI acompañados de concejales opositores Ebattistini y Freddy Guevara situación que causó molestia y falta de participación por simpatizantes oficialistas los cuales alegaban que el evento pertenecía a el partido político Voluntad Popular y lo asociaron a un acto opositor para sacar provecho electoral.Ya que hasta el punto de partida de la misma coincidió con lugar identificado por realizar protestas opositoras.
Otros neutrales y apolíticos LGBTI manifestaron no querer participar en un evento realizado por un partido político opositor. ya que ha sido bajo el gobierno del presidente Hugo Chávez que se le han abierto las puertas al colectivo LGBTI para escucharnos como también tomarnos en cuenta aun cuando el camino a recorrer es largo todavía, muchos han sido los logros latentes .
Al ser consultados si asistirian respondian lo siguiente: Para el Orgullo si porque el orgullo es practicamente PSUV y ellos han demostrado estar a favor de nuestros derechos como el ejemplo preciso de la defensora del pueblo entre tantos. además acotaban El PSUV es Chavez y con Voluntad Popular NO SE CHAVE…!!!

De igual manera muchos fueron los que realmente no le pararon si los estaban utilizando o no, simplemente ni pensaron en eso y realizaron su caminata por sus derechos y en contra de la homofobia

Saque usted su conclusión…….

Hubo muchas respuestas buenas que pueden leer aquí: http://www.coveh.blogspot.com/ pero por cuestiones de espacio colocaré solamente mi respuesta:
Según entiendo la demanda es que se “especifique” la presencia de movimientos de oposición en los eventos del colectivo LGBTI. Lo que no entiendo bien es el motivo de tal aclaratoria, ¿será que los “simpatizantes oficialistas” van a dejar de participar en las iniciativas en favor del colectivo, si alguien que tiene una posición abiertamente crítica frente al gobierno decide acompañar tales luchas? ¿Será que el PSUV que -representado por los miembros del Bloque Socialista Unido de Liberación Homosexual- ha tenido presencia en las actividades del colectivo sin que ningún activista opositor exprese “molestia” o deje de participar, tiene el monopolio de la lucha por los Derechos Humanos y la no-discriminación? ¿Será que es justo que se pretenda polarizar también un escenario que, como es bien sabido, no le pertenece a una parcialidad sino que es de TODOS y TODAS?… Quedará de parte de los que solicitan especificaciones, dar respuesta a éstas preguntas.

Cabe destacar que la ruta pautada, desde la Plaza Brión de Chacaito hasta la Plaza de los Museos en Bellas Artes, es la misma ruta que se utilizó en las primeras marchas del Orgullo Gay hasta el año 2006 cuando el punto de partida fue sustituido por las adyacencias del Parque del Este.

Personalmente puedo asegurar que la presencia de los concejales fue recibida con mucho entusiasmo por los marchistas. Probablemente el mismo entusiasmo con el que hubiésemos recibido a la Defensora del Pueblo de haber cumplido con su promesa de asistir a la marcha. El motivo de tal entusiasmo tal vez se debió a que era la primera vez que figuras públicas con notable reconocimiento se estaban haciendo presentes en una manifestación de este tipo, mostrando un apoyo frontal y sin hipocresías, un apoyo que va más allá de las palabras y está respaldado con iniciativas reales como el voto favorable al Proyecto de Ordenanza “Caracas Libre de Discriminación” en el Cabildo Metropolitano.

Todo esto a pesar del “costo político” que implica fijar una posición clara en un tema tan polémico para el debate nacional. Costo que algunos creen calcular muy bien al no mover un dedo para evitar el menoscabo de los derechos de la población sexodiversa a pesar de tener 10 AÑOS de amplia mayoría parlamentarial, traicionando un supuesto discurso de igualdad e inclusión.

Lamento muchísimo que con “comentarios” como éstos se intente restar valor a cualquier tipo de respaldo que pueda ser valioso para la consecución de las metas que tenemos como colectivo, poniendo primero los intereses politico-partidistas. También lamento que se asome la posibilidad de condicionar la participación en las actividades porque exista presencia de uno u otro factor político, sobre todo cuando es evidente que las lesbianas, homosexuales, bisexuales, trans e intersex en Venezuela tenemos, como ciudadanos que somos, posiciones políticas diversas y es el respeto y la convivencia dentro de la diversidad la parte medular de nuestras demandas. Y por último, lo que más lamento es que se pretenda obviar la manera en la que el tema de los derechos LGBTI ha sido totalmente excluido de la agenda del gobierno nacional a lo largo de la última década, relegándonos al estatus de ciudadanos de 3ra y evitando cuidadosamente asomar algún tipo de respaldo claro a nuestras causas… y que encima tengamos que darles las gracias.